Vibradores acuáticos camuflados: un baño lleno de placer

Hablando de vibradores acuáticos me llaman la atención dos productos en concreto: la Fresa Vibradora y el Duckie Patito Vibrador. Son dos juguetes eróticos camuflados en objetos que pasan desapercibidos y quizás sea esa la razón por lo que me han sorprendido.

En muchas ocasiones no queremos que las personas que nos rodean sepan que utilizamos este tipo de juguetes, así que ahora mejor que esconderlos en el fondo de un cajón, tenemos la oportunidad de comprarlos ya camuflados.

Fresa Vibrador

Fresa Vibradora es una esponja vibradora con forma de fresa, es totalmente sumergible y por tanto ideal para relajarnos en un baño de espuma o en la ducha. Este masajeador es ideal para dedicarnos unos momentos a nosotras mismas para olvidar un estresante o duro día de trabajo.

Duckie Patito Vibrador acuático

El otro producto, Duckie Patito Vibrador, el mítico juguete de baño de plástico pero con un vibrador en su interior. Este simpático juguete simula cualquier elemento de decoración para el baño por lo que puede pasar desapercibido.

Una característica importante del patito es que es un vibrador acuático, es decir nos puede acompañar en la ducha perfectamente, además posee una anatomía que se adapta perfectamente a las líneas del cuerpo y está fabricado en materiales suaves. Este patito vibrador está disponible en otros modelos, en color rosa o con traje de cuero para las más atrevidas

Estos originales diseños permiten que estos juguetes pasen totalmente inadvertidos y realmente esconden un potente estimulador. Con su vibración podemos masajear cualquier parte de nuestro cuerpo y disfrutar de sensaciones únicas en el agua. Mantener el secreto es ahora más fácil que nunca gracias a estos diseños.

Será cuestión de probarlos. ¿Te atreves tú también?